Diseño Dawa
FullScreen
Más Info

La búsqueda del Arte

Hace ya unos cuantos años que busco el encuentro con el “Arte” en mayúscula. El devenir mágico de la vida puso en mi camino a Diego, que me abrió la puerta de su taller para poder vivenciar aquello que siempre intuí: ¡El Arte es experiencia! El Arte es la vida interior del artista y su complejo proceso creativo, la obra su reflejo. ¡El Arte es algo VIVO!

Una visión del arte que sin saberlo compartíamos, que sale desde adentro, como una búsqueda, un camino. Hubo un silencio luego de leer nuestras reflexiones sobre el arte,  porque las similitudes superaban lo que las probabilidades marcaban.

Por esto, comparto aquí uno de esos textos para sellar estas causalidades de la vida.

Gracias Diego por tu Arte.

Om Namah Shivaya!!!!

Ciro Jaumandreu.


La búsqueda del Arte

En las distintas épocas de la historia vemos como el hombre y el arte han estado unidos por un cordón umbilical: la concepción del mundo que lo rodea. El arte es la creación prístina del hombre, un espejo de su estado mental y espiritual. En la actualidad, a mi entender, podemos ver como el arte refleja perfectamente el estado interior de la humanidad. En el mundo predomina una línea de pensamiento que utiliza prioritariamente a la razón como único medio para llegar al conocimiento, llegando a dogmatizarla como única vía. Esta herramienta usada en demasía y con exclusividad ha llevado al hombre a un gran vacío existencial, a una depresión insondable. Porque al tener como única meta cubrir comodidades y satisfacer sus deseos, el hombre no encuentra luz, no encuentra un sentido elevado a esta existencia. Producto del abuso de esta vía de conocimiento es que muchas veces observamos en el arte contemporáneo un vacío de plástica, de belleza y proporciones… de luz. Cuando el arte fluye desde la mente consciente (desde la superficie), se siente vacío. Este arte es totalmente válido, cumple su función si lo vemos como un espejo alquímico, un reflejo de nuestro interior que nos permite ser consientes de la falencia de profundidad que tienen nuestras vidas. No condeno este arte, sino que le doy la importancia que merece; sin quererlo es un llamado de atención de la humanidad. El artista de hoy se convierte así en una herramienta muy importante para el despertar del hombre hacia una nueva vida, un salto cuántico de conciencia. El arte está necesitando más corazón y menos mente, porque la humanidad toda lo necesita. Cuando digo corazón quiero decir: sinceridad, humildad, calidez y amor desinteresado. Es tiempo de dejar la frialdad de la mente calculadora y egoísta y mirar a nuestro costado, de conectarnos compasivamente con el mundo que nos rodea.

Se necesita exponer lo mejor del hombre, ahondar en su naturaleza y sacar desde lo profundo la expresión intuitiva que hace ver lo oscuro en él como mera sombra, como ausencia de luz, haciendo patente lo ilusorio de su existencia. Cuanto más nos elevemos hacia el zenit de nuestra conciencia, menos lugar dejamos para la proyección de sombras. El hombre y el arte han estado unidos por un cordón umbilical, éste es la concepción del mundo que lo rodea. Hay que cortarlo para que nazca el Arte con mayúscula, aquél que nace desde lo profundo del hombre para dejar atrás el estado embrionario donde el arte surge como reacción a las impresiones de lo que viene de afuera. Este Arte nace de la experiencia interna. Busquémoslo, los tiempos se acortan.

Ciro Jaumandreu
2009

Categorías
Archivos
Categorías
Comentarios recientes
    Categorías
    • No hay categorías
    Tags